Imagen de Logotipo de Por el perro 50x50 Freno a las cacas en las calles

En Valencia han decido poner remedio al problema de las heces de los perros que algunos dueños deciden no recoger de la vía pública.

Para ello se va a modificar la ordenanza municipal para así facilitar el poder sancionar estas conductas totalmente incívicas, de tal manera que cuando un dueño no recoja el excremento de su perro se analice el ADN de dicha deposición para identificar su origen.

Este análisis correrá a cargo de una empresa contratada a tal efecto, siendo el valor aproximado del análisis de 18 € según apuntan fuentes municipales.

Además la modificación de la ordenanza incorporará la inclusión del ADN correspondiente a cada perro en su chip.