Hay muchas y muy variadas razas, cada una con sus características, salvo una común: su amor por nosotros.

/script>