Imagen de Logotipo de Por el perro 50x50 No existe mejor terapia que la compañía de un perro

En el Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles han comenzado a permitir el paso de los perros de algunos de los niños que hay allí ingresados. Esta iniciativa tan solo contempla a día de hoy las visitas a los menores, no así a las personas adultas, pero seguro que si todos los informes resultan positivos pronto podremos ver a mas gente disfrutando de la compañía de sus peludos amigos.

De momento las visitas se producen únicamente los martes de cinco a seis de la tarde y se engloba a la iniciativa de la Comunidad de Madrid denominada “Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria“, por el cual se trata de mejorar las condiciones de los pacientes, los cuales son tratados de una manera mucho mas personalizada atendiendo a las necesidades particulares de cada uno de ellos, y concretamente para los menores con la ayuda de sus mascotas se busca que no se sientan tan violentos al ingresar en el hospital, lo mismo que se les da acceso a sus propios juguetes, su ropa, etcétera.

Para poder hacer uso de esta iniciativa los niños deben cumplir ciertos criterios:

  • Tener de 1 a 15 años de edad.
  • Se permite la visita de perros.
  • No estar incluidos en algún tipo de tratamiento que incluya el aislamiento.
  • No tener necesidad de uso de oxígeno.
  • No tener falta de movilidad.
  • Encontrarse en una situación clínica estable.

Además de lo anterior también nuestro peludo amigo deberá cumplir con una serie de condiciones para poder pasar a ver a su joven amigo humano:

  • Las razas de perros de los catalogados como potencialmente peligrosos no podrán ser incluidos en esta iniciativa.
  • Portará su cartilla al día de todas las vacunaciones.
  • Deberán acudir perfectamente limpios y peinados, además de haber realizado sus necesidades previamente.
  • Deberán ir acompañados de un cuidador en todo momento.

Sin duda estamos ante una magnífica iniciativa que, si bien aún tiene ciertas limitaciones, confiemos en que no solo se vea ampliada, sino que también otros centros sanitarios comiencen a permitir que las mascotas puedan reunirse con sus amigos humanos ingresados, porque eso será todo un avance para todos. Y por supuesto todo englobado en un primer paso que termine un camino en el que todas nuestras mascotas, sean de la raza que sean, puedan acompañarnos en todo momento todo lo que dure nuestro ingreso hospitalario.

Fuente: El País