Imagen de Logotipo de Por el perro 50x50 La mastín estaba preñada y esperaba ser acogida próximamente

Hacía ya diez días que nadie sabía nada de la mastin que siempre rondaba la rotonda del colegio en Baiona. Querida por todos, los vecinos del barrio de Fontes la trataban como si fuera su propia mascota y la daban de comer. De hecho fue un propio vecino quien denuncio su desaparición, no era normal que no estuviera por la zona.

Imagen de Mastin aparece muerto en BaionaLa protectora Baisenpulgas llevaba un año tratando de cogerla, desde que apareciera por la zona, pero ella era muy miedosa y no se dejaba fácilmente. A pesar de ello jamás creó un solo problema, mas allá de ser una perra buena y afable. Precisamente esta protectora había conseguido que la mastin fuera a ser acogida próximamente. Además estaba preñada y próximamente sería también mama.

Imagen de Logotipo de Por el perro 50x50 La peor noticia

Por desgracia tras la búsqueda se confirmaban los peores augurios: la mastín aparecía muerta en el monte. La encontró un senderista, en una zona de difícil acceso, atada por las patas traseras y con dos orificios de bala en su cuerpo.

El cadáver estaba ya en fase de descomposición pero no hubo dudas que era ella, la búsqueda había finalizado en la zona de Virxe da Rocha. Parece que alguien arrastró el cadáver hasta la zona, en los Montes de Baiña. Ahora la Guardia Civil investiga la muerte en busca del autor de este cruel y cobarde asesinato.

Imagen de Logotipo de Por el perro 50x50 De nuevo el maltrato animal presente

¿Que mal había hecho a nadie la pobre perrita?. ¿Como puede nadie causar de forma tan cruel y violenta tanto daño y dolor?. La mastin esperaba la oportunidad de comenzar una nueva vida: un hogar, cachorros que criar,… todo ello segado por un cobarde asesino.

Una vez mas la ignorancia y la falta de respeto se vuelve contra un animal de la peor manera posible. De nuevo una mano humana se alza para causar daño a un inocente e indefenso animal. Por desgracia aún cuando sea localizado e imputado el autor de esta barbarie su pena será casi hasta ridícula. La vida de una mastin no vale tanto en este mundo y esta sociedad.

Solo cabe esperar que mas allá del arco iris no exista el maltrato animal, ni la crueldad ni la maldad. Claro que seguramente para que eso ocurra no debiera haber ningún humano allí.